Raúl Vargas Entra a un Mundo de Problemas

++ Su Trabajo: “Arreglar” Aire, Agua y la Tierra

++ Deberían Pensar en Adelgazar Medio Ambiente

Por Rafael Vilchis Gil de Arévalo.

Como se difundió la semana pasada, el licenciado Raúl Vargas, antes coordinador de Comunicación Social estatal, es ahora secretario del Medio Ambiente.

Su desempeño en el sector oficial, de siempre, ha sido estar cerca y conectado con los informadores.

Con la nominación de secretario logra un impulso político. Sin embargo, sus actividades dan un vuelco espectacular.

Su trabajo ya no será estar puntual en lo que ocurra noticiosamente y de lo que se comente.

Ahora tendrá una carga muy pesada que tiene que ver con la buena calidad del aire, la tierra y el agua. Quien llega a atender esos tres asuntos ni siquiera sabe por dónde empezar.

Medio Ambiente es una valija muy pesada que debería ser motivo de reflexión por parte de los legisladores locales. La Secretaría del ramo, para que funcione más o menos regular, necesitaría adelgazar, repartiendo funciones.

Entre sus funciones está:

Aplicar y vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de ecología y protección al ambiente atribuidas al Ejecutivo Estatal.

Formular, ejecutar y evaluar el Programa Estatal de Protección al Ambiente.

Emitir los lineamientos destinados a preservar y restaurar el equilibrio ecológico y proteger el ambiente.

Convenir con los Gobiernos Federal, de las Entidades Federativas y de los Municipios del Estado, así como con los particulares, la realización conjunta y coordinada de acciones de protección ambiental;

Establecer medidas y criterios para la prevención y control de residuos y emisiones generadas por fuentes contaminantes;

Establecer sistemas de verificación ambiental y monitoreo de contaminantes;

Implantar medidas y mecanismos para prevenir, restaurar y corregir la contaminación del aire, suelo, agua y del ambiente en general;

Difundir los programas y estrategias relacionadas con el equilibrio ecológico y la protección al ambiente;

Promover la educación y la participación comunitaria, social y privada, para la preservación y restauración de los recursos naturales y la protección al ambiente;

Aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de los residuos industriales, así como para la construcción de los sistemas de tratamiento de aguas residuales;

Promover y ejecutar directamente o por terceros, la construcción y operación de instalaciones para el tratamiento de residuos industriales, desechos sólidos y tóxicos y aguas residuales;

Concesionar la construcción, administración, operación y conservación de las instalaciones a que se refiere la fracción anterior.

Promover, coordinar y participar en acciones de protección, conservación, reforestación, fomento y vigilancia de los recursos forestales en la Entidad;

Regular y promover la protección y preservación de los recursos de fauna y flora silvestres en territorio del Estado.

Declarar las áreas naturales protegidas de interés estatal.

Fomentar, ejecutar y en su caso, operar parques y áreas verdes.

Administrar, vigilar y controlar los parques naturales que tenga a su cargo.

Promover y fomentar las investigaciones ecológicas.

Emitir dictámenes técnicos para cuantificar el daño causado al ambiente.

Aplicar las sanciones previstas en las disposiciones legales de la materia y promover la aplicación de las que correspondan a otras autoridades. Las demás que le señalen las leyes y reglamentos vigentes en el Estado.

Otra tarea es estar pendiente de que se cumplan como nueve reglamentos.

Y para no ir tan lejos, usted ya sabe cómo andamos en calidad de aire. Nos sobran polvos tóxicos para respirar.

Los legisladores locales deben comprender que el nombramiento de un secretario del Medio Ambiente es materia bastante amplia y complejo. Ningún secretario ha logrado calificaciones relevantes.

Esta columna le desea éxito al licenciado Raúl Vargas.

Del comunicador recién nombrado nada puedo decir. No lo conozco, pero me late que viola la Constitución local donde dice: “Artículo 24.- Los mexiquenses serán preferidos en igualdad de circunstancias a los demás mexicanos para el desempeño de cargos públicos del Estado o de los municipios, siempre que cumplan los otros requisitos que las leyes o reglamentos exijan”.

fraterafael@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s