Otra vez Seguirá en la Lona el Mini-salario

++ Y Nadie Quien Enfrente o Derrote la Carestía

++ Cambiar Modelo en la Relación Patrón-Trabajador

++ Inexplicable la Devaluación de la Mano de Obra

Por Rafael Vilchis Gil de Arévalo.

Otra vez ha subido al escenario de la discusión asunto sobre el inservible pero necesario salario mínimo y no se ponen de acuerdo ni el Sector Privado ni el Sector Público.

En ese sentido pierden los trabajadores y se desdibuja la imagen de la Secretaría federal del Trabajo.

Le consta a todo mundo que se ha procurado mejorar las condiciones de los trabajadores con menor ingreso, pero lamentablemente fijado en base a los índices de crecimiento.

Lo más que ha logrado la autoridad laboral es igualar el mini-salario en toda la República. Eliminaron zonas que marcaban diferencias.

Hace dos años, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera estaba muy entusiasmado en solicitar una buena mejoría salarial, hasta llegar a un ajuste de 170 pesos diarios, pero su petición sólo quedó impresa con foto en los medios informativos.

Últimamente, hace como dos semanas, como idea de perredistas, por ahí se filtró que el pasado primero de mayo, el gobierno del centro tenía la intención de anunciar un incremento del 21 por ciento para los de salario mínimo.

Era una excelente noticia como para celebrar con alegría el Día del Trabajo.

Pero ya vimos lo que ocurrió, los “estratégicos del desorden” trataron de boicotear la fecha y se decidió dejar pendiente el buen propósito.

El acuerdo de aumento quedó paralizado también porque los hombres del dinero, los patrones, argumentaron que el incremento del 21% tendría impacto electoral. Hay razón. El próximo mes habrá elecciones en 16 entidades federativas.

En declaraciones publicadas en este diario, el Presidente de la Concanaco, Enrique Solana Sentíes, argumentó que en este momento ve inviable subir el minisalario. Ve como riesgo principal el cierre de muchas empresas. No todas podrían absorber el incremento.

El dirigente empresarial fue muy gráfico en el tema. Dijo: .

“El que podamos subir a 89 pesos el salario mínimo de golpe, no lo creo, debe manejarse esto con mucha prudencia y despolitizarlo, los partidos políticos ahorita quieren llevar agua a su molino, entonces un político también propondría que lo suban a 100 ‘si yo me quiero elegir para gobernador de un Estado, ya después veré a ver qué hago, en fin, normalmente no cumplimos lo que prometemos’.

Algo más que expresó el señor Solana Sentíes fue que la Concanaco es un organismo que siempre ha estado a favor de un sueldo digno que fomente el consumo y genera un círculo virtuoso siempre y cuando los aumentos ocurran en forma gradual para no impactar la inflación”.

Siempre dicen haberlo sentido así y el tema se queda pendiente. O sea también es una banderita promesa de buena voluntad del sector privado y de ahí no pasa.

Quienes lean esta columna, verán que el tema salarios, para retomarse después de las elecciones va a seguir sin definir decisiones porque se aproxima la otra elección, la Grande, y aplicará el mismo argumento. No al salario porque los partidos lo convertirán en botín.

¿Y mientras? El panorama es: una creciente inflación, muy pesada para los de salario en la lona y, al mismo tiempo, sus líderes y todos sindicatos, sin moverse, respetando el acuerdo para ser institucionales.

Los dirigentes sindicales son tan institucionales que han cancelado su libertad a pensar. Deberían buscar otras formas para hacer más digna la relación entre patrones y trabajadores.

Por ejemplo, manejar porcentualmente esa relación. Cincuenta por ciento el capital y otro tanto la mano de obra. El gobierno y la IP no tienen porqué mantener devaluada la mano de obra.

A partir de esa fórmula, se valdrían otros porcentajes, lo aplicado para maquinaria y herramientas y otros para gastos de administración. De manera que las 4 partes quedaran con el 25 por ciento cada una.

Con más equilibrio en las ganancias, en automático subiría la productividad. Hasta se acabaría el rencor hacia el patrón y quizá no habría necesidad de dirigentes ni de pagar cuotas a personas que poco ayudan al trabajador.

¿O cómo se logra un salario digno como dice la IP?

fraterafael@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s