La TV Sólo nos Invita a ver Tristezas Olímpicas

++ Cinco Días Deportivos y Cero Medallas Para México
++ Es el Efecto de la Pugna Entre la Conade y el COM
++ Al terminar el Evento, el Torneo de las Disculpas

Por Rafael Vilchis Gil de Arévalo.

Por más que dirigimos la mirada a las pantallas de TV, no vemos ninguna medalla olímpica que ayudaran a suavizar nuestras tristezas económicas y políticas.
En el listado del medallero sólo parecen ceros para México después de cinco días de iniciado el evento deportivo del mundo.
A los arqueros se les acabó la puntería. Una gimnasta no es tan ágil como se pensaba. Los esgrimistas, ¡fuera! Son mejores los de San Salvador Atenco con el machete.
Clavados desde el trampolín a diez metros de altura, quinto lugar. Ya es algo ser de los mejores cinco en el mundo. Destacada ciclista de Temascaltepec abandonó la carrera y creo que ya le dieron su boleto de retorno.
También en boxeo se van derrumbado las esperanzas de un triunfo. A ver qué pasa con lo que viene.
Las expectaciones son mínimas como ocurre en la mayoría de los países en vías de desarrollo.
Hace cuatro años, en Londres la delegación azteca regresó con siete medallas, una de oro, tres de plata y una de bronce.
En donde tenemos campeonato y optimismo es en declaraciones deportivas. Pues mire usted lo que ha dicho don Carlos Padilla, Presidente del Comité Olímpico Mexicano.
Antes de ir a Rio dijo que todos los deportivos que seleccionados tiene merecimientos para estar en el evento, dando a entender que ninguno ha sido designado por “dedazo” ni se practica turismo deportivo.
En Brasil, prometió que “México hará un gran papel”. Dijo: ”Vamos a dar sorpresas en deportes donde México estaba a la zaga: boxeo, caminata, tiro deportivo en pistola y rifle, en triatlón. Y uno se pegunta: ¿por qué no dan sorpresas en todas las disciplinas deportivas?
Poco, muy poco, se espera mucho porque el deporte en México está muy dividido.
No se da buena relación entre las autoridades de la Comisión Nacional del Deporte y el Comité Olímpico Mexicano. Ambos pretenden el control del deporte en el país.
En determinado momento la pugna fue tan fuerte que existió el riesgo de que la delegación mexicana asistiera al evento portando la bandera de los emblemáticos cinco aros.
La ODEM llevó asuntos a nivel de escándalo. Se amenazó con realizar auditorías y presentar denuncias ante la PGR.
Finalmente alguien aplacó la furia poco deportiva que se traían y los obligaron a ofrecer “sumar esfuerzos y estar en la misma sintonía”.
Por otra parte, si las expectativas son ganar entre cinco y siete medallas, eso es una revelación de que el deporte mexicano avanza.
Quizá tengan más mérito los maratones de cien kilómetros que organizan los tarahumaras corriendo con huaraches de llanta y sin apoyo oficial.

El Comité Olímpico Mexicano ha calculado que el grupo mexicano podría quedar en el lugar 30 del medallero. Son pronósticos son “al ahí se va”, basados más en la historia de las olimpiadas que en la realidad.
Usted verá cuando termine la Olimpíada de Rio de Janeiro, vendrá el torneo de las disculpas.
Si hay fracaso deportivo y no se llega a cinco medallas, quién se acreditará la medalla de plomo ¿la CONADE o el COM?

fraterafael@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s