Urgencia: El Alcalde Fernando Necesita Descanso

++ Con Mucho Estrés Pierde Emoción Para Gobernar
++ Se le Recomienda una Playa y Sal del Himalaya
++ En su Ausencia Resolver el “Pleito de los Tamales”

Quizá sea necesario que el alcalde de Toluca, profesor Fernando Zamora, se vaya de vacaciones a recuperar salud aspirando las sales de la brisa del mar.
Una o dos semanas en Cancún le caería de maravilla.
–¿Y por qué a Cancún, Frater?, preguntó Sor de Toluca
–Porque si va a las playas de España, como recientemente lo hizo un regidor, el pueblo se “engorila” y porque no hay quien barra los Portales.
–¿Y por qué crees que nuestro alcalde esté cansado?
–Es natural. El edil número de Toluca lleva diez meses sometido a exigencias de su cargo. No ha faltado a la silla grande de Toluca. Por esa razón disminuye la emoción para gobernar. Su cuerpo, ahora, se empieza a estresar intensamente.
El estrés, como se sabe, es un proceso de desgaste que sufre el organismo humano por las condiciones externas que se dan y que perturban el equilibrio emocional de la persona. Se marchita la vocación de servicio.
–¡Orale, Frater! Hasta parece que la columna te la hacen los científicos de la UAEMex.
–¡Chitón! No interrumpas. El estrés es soportable hasta cierto límite. Sin embargo, acumulado por las presiones diarias, puede causar daños en el cerebro, el corazón y los músculos. También puede influir en el flujo sanguíneo, la digestión. ¿Te imaginas a nuestro alcalde con una fuerte deshidratación?
El estrés también cambia el carácter y eso afecta las relaciones personales que son muchas en el medio en el que se desenvuelve el alcalde.
–¿La estancia cerca del mar cómo le beneficiaría, Frater?
–No es precisamente el mar. Es cambiar de ambiente de las “cuatro paredes”. No sale de Toluca y San Andrés Cuexcontitlán. Es también cambiar de sabores. Es dejar un rato los tacos de chorizo y probar una langosta asada.
Sentir la inmensidad y tranquilidad del mar la brisa y hasta probar la sal marina, que no es como la que venden en los “supers”. Es la que secan al sol, y guarda muchos minerales.
Le recomendaría al alcalde que probara la sal de roca del Himalaya porque contiene calcio, potasio, magnesio, hierro, manganeso, flúor, yodo, zinc, cromo, cobre, cobalto y oro.
Un vaso con agua caliente con algo de ese producto es excelente relajante para dormir profundo y largo, además ayuda a estabilizar los latidos del corazón y para regular la presión arterial o frenar los niveles altos.
–¿Como qué problemas se le acumularon al profesor Zamora, Frater?
–Los problemas vienen desde que tomó posesión como alcalde. Ese día le pasó la factura al gobernador Eruviel Ávila de lo que debe el Gobierno por el consumo de agua. Y como que al mandatario le extraño esa actitud.
La anterior administración no le dejó dinero, pero sí un montón de deudas y, al canto, reclamos de los proveedores, Lo deben tensar las broncas diarias con los vendedores ambulantes; las molestas manifestaciones de los antorchistas y los estudiantes de esta organización que “exigen” presupuesto.
Por si fuera poco, el alcalde recibió mucha agua del cielo, pero al Todopoderoso se le olvidó enviar material para tapar cientos de baches. Y ni cómo parar el griterío de los conductores de vehículos.
¿Algo más para el estrés? Pues la imparable violencia en Toluca, secuestrados, ejecutados, asaltos, etc.
Oras cosas no resultan bien. Hasta una protesta pública del rector porque en la agenda de actividades culturales de la fiesta del alfeñique del Ayuntamiento omitieron la presentación de la obra “Fandango de los Muertos”.
En la Parroquia se encontraban las hermanas de la Soledad, Marthita e Hildita, quienes tienen la concesión de confesar e impartir comunión, preguntaron. ¿Quién supliría al alcalde si se fuera de vacaciones?
–Nadie. Se pondrían a trabajar todos los regidores y los síndicos para indagar quién es el responsable del fraude al contingente citadino de los tamaleros.
La autoridad no puede esconder la denuncia que hizo el jefe tamalero Edi Flores Rosas, quien la semana anterior dijo que a finales del año pasado, con la administración anterior, les ofrecieron renovar sus vehículos de venta.
Cada comerciante adelantó 14 mil pesos a la empresa “Barcenab”, misma que después de 11 meses, nada les ha entregado ni les ha devuelto el dinero.
Eso necesita ser aclarado. Los tamaleros, estresados, han dicho que para dar el pago inicial tuvieron que pedir prestado y están pagando intereses.

Es palabra de La Parroquia… Amén.

fraterafael@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s