Los Ediles  una  Figura muy Observada

+++ Atender Servicios, su Tarea Esencial

+++ Unos Cumplen; Otros, una Vergüenza

+++ El de Valle de Chalco, Briago con su “Amiga”

Por Rafael Vilchis Gil de Arévalo.

Los ediles son la figura política más importante  en  los gobiernos municipales.

Su quehacer no es otro que atender los servicios esenciales en la comunidad que gobiernan.

Por ello al iniciar su gestión se reparten comisiones de esos trabajos y acuerdan en cabildo  cómo realizarlos. El alcalde es el ejecutor de los acuerdos.

Como se ha escrito repetidas veces, los ediles son la autoridad más cercana a la ciudadanía y por lo mismo tienen muchas miradas encima.

La gente no perdona que falte el agua, que no “pase el carro de la basura”, que las calles estén a oscuras.

Actualmente hay exceso de baches,  por abundantes aguaceros que rompen concreto y asfaltos  y dejan muchos baches.

Por este  problema han criticado demasiado al alcalde de Toluca Fernando Zamora, quien buena parte del tiempo se la pasa remendando las calles.

 Mientras siga lloviendo como ha ocurrido estos días, los baches serán más, sin que se aprecie la labor del alcalde Fernando tapando hoyos.

La seguridad es otro rubro que debe atender la autoridad municipal. Es el servicio más complicado.

Sin contar con una policía especializada y sufriendo una delincuencia que ha demostrado que sí está bien organizada, el tema vuelve una calamidad de angustia para la población y desesperación para la autoridad que lucha contra ese infierno, pero no tienen bomberos adecuados.

Aparte de esos problemas, los ediles tienen que cuidar su imagen, porque deben ser ejemplo de conducta donde gobiernan, tomando el cuenta que el pueblo los eligió por sus cualidades de servicio y por su honorable conducta.

De esto último nada qué criticarle  al “Profe Zamo”. Pero hay otros alcaldes que son buenos… muy buenos candidatos a la destitución.

A principio de semana tuvimos lamentables noticias del alcalde de Valle de Chalco Ramón Montalvo Hernández, como para correrlo de inmediato.

El alcalde perredista fue capturado por la policía de Ixtapaluca por encontrarse escandalizando en estado de ebriedad.

No solamente eso. El presidente municipal iba acompañado de una dama, al parecer amiga, que portaba poderosa  pistola calibre 9 milímetros.

El presidente municipal, trató de proteger a su amiga, haciéndola pasar como su esposa.

Eso no le valió. Montalvo Hernández fue llevado ante el juez conciliador. La supuesta esposa quedó en manos del Ministerio Público, acusada de portar arma de fuego.

El alcalde de Valle de Chalco fue liberado al identificarse y lo dejaron libre nada más  por “ser autoridad”.

Posteriormente el alcalde de Valle de Chalco  en conferencia de prensa desmintió su estado de intoxicación etílica y menos que hubiera escandalizado.

Y de su compañía, explicó que lo acompañaba una regidora frente al domicilio de su “compañera” cuando fue abordado por siete patrullas locales.

Todo quedó en eso. Una explicación frente a los medios y se borró el  pecado del Presidente municipal.

El mismo cabildo debería sancionar  al alcalde, aunque sea con una llamada de atención, de otra forma se va devaluando la figura de autoridad.

fraterafael@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s